sábado, 6 de abril de 2013

BALANCE CLAROSCURO DE LOS DÍAS SOÑADOS.

                  
"Todo empieza en sus manos"

                    Cuando de nuevo a comenzado la cuenta atrás de los días que nos llevara al tiempo mejor de Sevilla, cuando de nuevo ya empiezan a pasar,  lentos como tortugas, y después  cuando ya nuestro Rey predilecto del Ateneo se haya recogido, vertiginosamente veloces, y nos acerquen en primer lugar a ese Miércoles en que la ceniza en que todos nos convertiremos se pose sobre nuestra frente, para después, tras una mágica cuarentena , sin solución de continuidad, llevarnos a ese Domingo de luz, de esencias, de tradición, que SEVILLA nos anuncia con campanas, palmas y ramas de olivo: ! Hossana, hossana, bendito el que viene en nombre del Señor !.Ese día que amanece, como siempre y para siempre, en la dulzura de sus manos, en la mansedumbre de su rostro, en su reconfortante y misericordiosa mirada, es el momento de hacer balance de la pasada Semana Santa.
                  Un balance que no puede ser feliz, luminoso como ese único Domingo que siempre reina en nuestros sueños desde que eramos niños, sino más bien como la vida misma, lleno de claroscuros, de luces y sombras.
                  Balance donde ha habido demasiados días tristes, demasiados días que con una lluvia cruel ha roto, ha destruido, una vez más , las ilusiones de miles de sevillanos, balance con demasiados días negros y anacrónicos en una Fiesta donde la luz, el sol, debería ser siempre uno de los grandes protagonistas, y que viene a sumar esta semana, para conformar un TRIENIO HORRIBILIS, con las dos Semanas Santas anteriores.
                  Pero no solo claroscuros en lo propiamente cofrade, en los acontecimientos, en los momentos que por un tiempo desapacible hemos perdido, sino también en lo personal, en los sentimientos más íntimos  al comprender, como un hombre, al que a pesar de las diferencias, de las discusiones del pasado, le tengo mucho cariño, ha iniciado el ultimo tramo de su existencia, alejado de su casa, ingresado en un centro, y  casualidades de la vida, el que nunca creyó mucho en las cosas de las Vírgenes, lo hará bajo la mirada, las manos protectoras de la Esperanza.
                 Y aunque esto ultimo era inevitable, era algo que más temprano que tarde iba a ocurrir, ni su mujer, mi suegra, ni nosotros, podíamos ya con esa lucha titánica, con la briega inmensa con un niño de setentayocho años, con un hombre al que le dices algo, y en menos de cinco minutos, ya no se acordaba de que se lo habías dicho, tenia la confianza, al menos de que unos días hermosos, plenos, vividos con emoción, sirvieran de bálsamo, de dulce anestesia perfumada de incienso y azahar , para hacer más leve, el duro trance, el difícil momento, pero de nuevo las inoportunas borrascas han impedido que vivamos nuestra Semana Santa con plenitud.
                 Pero nada hacia presagiar lo que ocurriría por la tarde y después tantas otras tardes,  al amanecer del Domingo de Ramos, cuando como cada año, fiel a la cita, acudí a las manos del Señor.Una importante cola que ocupaba todo el templo y llegaba pasado los confesionarios me llevo lentamente al manantial de amor de sus manos, a la fuente de perdón de sus manos, a ese encuentro que quedara impregnado en una cinta morada y en mi memoria como refrendo de mi fervor. 
                 Porque la tarde se inicio luminosa, con ese torrente de nazarenitos blancos precediendo al Señor en su borriquita, pero poco después que uno de esos pequeños hermanos pidiera la primera venia en el palquillo de la Campana, un corto pero intensísimo aguacero nos mostró la cara que iba a tener más de la mitad de la Semana Santa del 2.013.Y se destrozo la tarde, se esfumo el sueño: niños corriendo por Sagasta, camino del Salvador, al CRISTO DE LA BUENA MUERTE de mi Hermandad de la HINIESTA le cae un montón de agua, la Cena también se moja, y así todas las que, confiadas habían salido a cubrir su estación de penitencia. Al final solo la ESTRELLA, de nuevo arriesgando como tantas veces, consiguió este objetivo, y nosotros solo pudimos contemplar a JESUS DESPOJADO y a su Madre de los DOLORES y MISERICORDIAS en su apresurado regreso por la calle Granada acompañada por primera vez de la Banda Municipal de Moguer ataviada con unos curiosos chaqués.
             
              El Lunes comenzó totalmente cubierto de nubes negras, y aunque hubo una pequeña llovizna al mediodía, el tiempo aguanto y las cofradías hicieron todas sus recorrido, eso sí, siempre mirando al cielo y con un viento muy desagradable.Y así volvimos a ver, tras muchos años sin hacerlo, con que señorío llega por calle Tetúan hasta la Campana el CAUTIVO del TIRO DE LINEA y, preciosa de flores, la VIRGEN DE LAS MERCEDES, y nos emocionamos de nuevo, con la avalancha de TRIANA cruzando el PUENTE, tras los pasos del SEÑOR DEL SOBERANO PODER y el palio blanco de la VIRGEN de la SALUD.
TRIANA desembarca en SEVILLA
                             Y  vimos las AGUAS de DOS DE MAYO,  y a la VIRGEN de LAS AGUAS rodeando su plaza del MUSEO, y por calle Cuna y la Plaza del Salvador, nos extasiamos ante el hormigueo de nazarenos negros que conforman las hermandades de VERACRUZ y LAS PENAS, camino de su barrio de San Vicente, cortejo silente cerrado por el soberbio palio de la VIRGEN DE LOS DOLORES, perfecta a los sones de la MARCHA FÚNEBRE de CHOPIN.      Ya nos sentíamos satisfechos y cansados cuando, volviendo hacia el Metro para llegar a casa, cerramos con un inmejorable y sorprendente remate la jornada: la Niña GUADALUPE que regresaba por el Postigo a su capilla mecida por las notas de una de mis marchas predilectas MARGOT de TURINA.
               El Martes Santo amaneció mejor, que mentiroso es este tiempo con Sevilla, pero a medida que avanzaba la mañana se fue empeorando la cosa, de modo que cuando nos fuimos hacia el piso de mi prima MERCEDES en la calle SAN ISIDORO, extraordinaria experiencia esta de comer con seres queridos y vestirse de nazareno en el mismo centro, en mi interior la certeza de que otro año más nos quedábamos sin salir,  y era el tercero, era casi total: El Cerro no salía, y después SAN ESTEBAN, me di el paseo hasta la calle FERIA para volverme triste y desilusionado, eso sí tras rezarle a mi CRISTO DE LAS ALMAS, majestuoso en su paso, primera gran obra de GUZMAN BEJARANO, y a mi dulce VIRGEN de GRACIA Y AMPARO, con que gusto puestas las jarras cónicas de claveles blancos.
Un año más, y van tres
                      El Martes Santo se perdía definitivamente, a las nueve de las noche un largo e intenso aguacero confirmo la negra sospecha, ninguna cofradía salía a la calle.
          El Miércoles Santo, otro día extraño como el Lunes, las primeras cofradías que deciden no salir: la SED y SAN BERNARDO, y nuestros vecinos del CARMEN DOLOROSO que arriesgan y salen.Tensa espera en casa para decidir si merece la pena ir al centro o no, las demás hermandades se deciden a hacer Estación de Penitencia. Salimos, en el transporte público por supuesto, hacia la zona de la Alfalfa, allí, en la calle Odreros, nos encontramos con Mercedes, y en la puerta de un bar, tomándonos una cervecita mientras llegaba, vimos al SEÑOR de la PAZ y a la VIRGEN DEL CARMEN de regreso a OMNIUM SANCTORUM, después en la calle Alvarez Quintero vimos la LANZADA, comienza a caer algo de lluvia,  y la hermandad de San Martín acelera algo su paso.Por el pinganillo de la radio nos enteramos del espectáculo que está montado la Hermandad de los PANADEROS, esta gente siempre igual.Para rematar la noche, con buen sabor de boca menos mal, el CRISTO DE BURGOS, extraordinaria y sobria subida de la Cuesta del Bacalao y la SIETE PALABRAS por Hernando Colón.
          El Jueves Santo por fin fue ese día que reluce más que el Sol, y desde muy temprano comenzamos a disfrutarlo.Visitas mañaneras a mi ESPERANZA de TRIANA, al CACHORRO y a la O, después no pude verlos en la calle, al CALVARIO y a la VIRGEN del VALLE, y por la tarde, un poco triste porque la Reina de las Flores tenía los pies del día anterior destrozados y prefirió quedarse en casa, quede con mis hermanos MARI, JUANMA y FERNANDO y mi cuñada MARIAJO.
La VIRGEN DE LAS LÁGRIMAS buscando a SOR ANGELA

Hermoso tintineo de rosarios.
                
                                        Juntos disfrutamos de la elegancia señorial y antigua de los pasos de la EXALTACIÓN, de la salida popular y multitudinaria de la ORACIÓN en el HUERTO y el palio blanquísimo de la VIRGEN DEL ROSARIO, de su capilla de Montesión, y con mi prima MERCEDES incorporada  disfrutamos con el recorrido jaranero de los ARMAOS DE LA MACARENA para finalizar con la estampa preciosa, cayeron unas gotitas para variar, ¡ que pesadez !, del CRISTO DE LA FUNDACIÓN y la VIRGEN DE LOS ANGELES, espectacular, acompañada de la marcha AMARGURAS, regresando a su templo por las plaza de Pilatos.
                 Y la Madrugá, la inigualable Madrugá de Sevilla.Como el pasado año la viví solo, que es una manera diferente, más intima y espiritual de sentir todo, de empaparse de las emociones que van sucediendo a cada minuto, solo con tus pensamientos,  con tus rezos, con tus meditaciones, en medio de una inmensa multitud, sin perder mi un solo detalle de lo que ocurre   en la vieja Hispalis. Precisamente los hechos, los sucesos de la mañana de este pasado Viernes Santo,  y los comentarios, las criticas de los que quieren una Semana Santa encorsetada, reglada hasta el máximo, dirigida por la cabeza, por la razón, en lugar de vivida a flor de piel, de sentida a impulsos del corazón, aquellos que como veletas van de lo nuevo a lo antiguo según les interesa, me han empujado a una reflexión en voz alta:¿Se merece Sevilla, por un breve chaparrón, privarse durante un año de la luz arrebatadora de su mirada, de la calidez amorosa de sus manos, de su caudal infinito de ESPERANZA?



 ¿Quiere ÉL que todo lo puede, que es el CORDERO DE DIOS que quita los pecados del Mundo, que apenas diez minutos de una fina lluvia, priven a tantos y tantos necesitados, de su DIVINA figura recortada en la noche, de sus pies plantados sobre SEVILLA, de su portentosa zancada, de su inmenso GRAN PODER? 


      
      Los estrechos, los rancios dicen que es de insensatos asumir ese riesgo, que es de irresponsables ponerlos en peligro, y yo digo: ¿no es el AMOR insensato, irreflexivo, no es la PASIÓN entregada, abnegada, alocada hasta el frenesí?,¿han podido quizás  durante siglos, los vendavales, las tormentas, las epidemias, privarnos de su bienhechora presencia?.

       Y no hubo Viernes Santo, al menos para mí, mi particular calendario sentimental borro ese día de mi memoria, solo agua, agua y más agua, que me privo del encuentro con mi JOROBAITO DE TRIANA, el Divino Nazareno de la O.
Este año no pude sentirte, Jorobaito mío 

          El Sábado Santo, menos mal, el mejor día de toda la semana, con los nervios a flor de piel, como cada año, con la ilusión del niño en su primera vez, como cada año, pude salir con mi Hermandad de la Trinidad.
Repartiendo Esperanza. 
       Y acompañe de nuevo a mi SANTÍSIMO CRISTO DE LAS CINCO LLAGAS,  impresionante en la Cuesta del Bacalao, en el ultimo tramo de sus nazarenos, y en una jornada con una multitud echada a las calles, acompañándonos  durante todo el recorrido, gozoso y feliz volví a comprobar, como gracias a DIOS, todo termina en su ESPERANZA.



P.S.: Amigos soñadores, queda poco más de un año para el próximo Domingo de Ramos.


Fotografías : Grupo Joly 

2 comentarios:

  1. Gran resumen amigo Tritri. No te preocupes, ya te queda poco para el próximo Viernes de Dolores que es cuando empieza la Semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Naranjito, y aunque estoy de acuerdo con los que mi hermano en los Javieres y pregonero de este año Francis Segura dice:
      "Quien tenga oídos, que oiga,
      quien tenga labios, que diga:
      las Vísperas son también
      Hermandades de Sevilla!"
      mi calendario sentimental de la Semana Santa, siempre comenzará buscando las manos del Señor en la amanecida del Domingo de Ramos.Un abrazo.

      Eliminar

LOS SOÑADORES COMENTAN: