lunes, 7 de julio de 2014

LISBOA, LINKIN PARK, EL 28 UNA LÍNEA MÁGICA, LA BOTA ALTA Y UNA GRAN NUEZ (SEGUNDA PARTE)

                  Padaria Beira Tejo

              La mañana del día grande de nuestra aventura, me levante el primero, como siempre, y con una camiseta y unos vaqueros, me lance raudo a patear las calles de LISBOA.Esta vez cogí en dirección contraria a la noche anterior, y por una calle empinada, no podía ser de otro modo, con un hermoso nombre RUA DO JASMIN llegue a una amplia y arbolada plaza, la de PRÍNCIPE REAL. Hasta ese momento no me había cruzado con mucha gente por la calle a pesar de ser un día laborable, el 30 de MAYO, pero al pasar al otro lado de la plaza ya empecé a ver el trasiego de gentes que van y vienen, el trafico rodado y las prisas de la vida cotidiana.Más por orientación que por intuición cruce hacia la otra acera y me acerque a una parada de autobús, y ¡ bingo !, el AUTOCARRO 758 que nos vendría de perlas para, a la tarde, acercarnos a la zona de SETE RIOS, cerca del ZOO, y desde allí enlazar con otro bus que nos acerque al parque de BELA VISTA, sede de ROCK-IN-RIO.
             Cerca de la parada encontré también una especie de papeleria-estanco donde podríamos cargar la tarjeta VIVA-VIAGEM que un compañero de trabajo me regalo y que sirve para todos los transportes público, exceptuando los taxis, claro, de LISBOA; si ayer, cuando cogimos el elevador de GLORIA, la hubiéramos tenido recargada nos hubiéramos ahorrado dos euros por cabeza, a la tarde la recargariamos.Seguí caminando por la RUA DA ESCOLA POLITECNICA, entre tiendas, bancos y numerosas CAFETAIRAS (cafeterías) llenas ya de personal, que en el mostrador  o en pequeñas mesitas, tomaban con prisas un espresso o se deleitaban con alguno de los numerosos dulces: PASTEIS DE BELÉM, BOLHINOS, CARACÓIS con frutos secos, PAO DE DEUS que tienen en PORTUGAL..Paso a paso llegue hasta el LARGO DO RATO, un nudo arterial donde confluyen varias avenidas, pero como no quería alejarme demasiado y tras tomar un delicioso cafelito en una de esas  cafetairas atiborrada de gente tome por la RUA DO SAO BENTO, una calle no muy inclinada y con sabor popular hasta divisar la impresionante mole de mármol blanco del antiguo Palacio de SAO BENTO, sede de la ASAMBLEA DE LA REPUBLICA.

      Junto a un pequeño jardín que esta a su lado arranca la RUA NOVA DA PIEDADE donde encontré una pequeña y  tradicional PASTELARIA-PADARIA, con sabor a barrio, barrio.Allí me volví a deleitar con un par de cafés, solo a 50 céntimos cada uno y una especie de brazo de gitano dulce relleno de pasas, ¡ buenísimo !, además de traerme, garabateado en una servilleta, un precioso poema dedicado al pan, y quedar prendado de una vitrina cargada de pasteles, un ejercito de dulces que en formación podrían doblegar la voluntad de cualquier mortal entradito en kilos; por eso no es de extrañar que al llegar al apartamento, ya todos se habían levantado, fuera un éxito mi idea de volver en un momento con algunas de esas delicias para el desayuno, se decidieron, ¡buena elección!, por unos bolhinos, yo siempre creí que eran boliñas, con y sin relleno.
      Pero al volver con los dulces, recibí una noticia más bien amarga: el ajetreo de la noche anterior había dejado a mi mujer baldada, con las rodillas muy fastidiadas, por lo que prefería no salir por la mañana y reservarse para el concierto. La verdad, la noticia me entristeció un poco, pero era absurdo quedarnos los dos en el piso, por lo que tras desayunar, baje a una cercana tiendecita de un viejecito, y  compre pan, chorizo, jamón y un helado para  que ella almorzara; los demás habíamos decidido coger el famoso TRANVIA 28, para tras pasear por el no menos famoso barrio de la ALFAMA , llegar al mirador de GRAÇA y al CASTELO DO SAO JORGE, al regreso veríamos la , (la Catedral).
         Tras despedirme con un beso de la parienta y decirle que la llamaríamos para que estuviera lista para la hora del concierto, salí con los demás y llegamos a la cercana CALÇADA DO COMBRO, donde encontramos una parada del tranvía, lo cogimos aunque iba bastante lleno de gente.
        La linea 28 del  Eléctrico es la mas larga de la ciudad lusa, pero además es famosa, hasta el punto de trasladar ya más turistas que lisboetas, porque recorre de una forma pausada tres barrios tradicionales de la ciudad como son el CHIADO, la BAIXA, y el barrio de la ALFAMA y pasa muy cerca de monumentos y rincones de los que no se puede uno perder en la capital lusa.
 
     Poco a poco vamos avanzando por el CHIADO, y posteriormente por el entramado racionalista de la BAIXA, calles llenas de tiendas, de turistas y de gente con tipo de oficinistas que van a hacer la aburridas gestiones de cada día, este es el paisaje, hasta que el vagón empieza a ascender, a notarse más el traqueteo, y es entonces cuando ya desde la RUA PEDRAS NEGRAS, se va adentrando en el barrio más antiguo de la ciudad, cuando deja a un lado la , cuando sentimos que el vagón no solo se desliza sobre los raíles para perderse por un dédalo de calles empinadas que cada vez se van estrechando más, sino que nos traslada en un mágico viaje en el tiempo: por como va atravesando casi rozando las viejas paredes, como el tranviario maneja las anticuadas botoneras y manivelas, como notamos el chasquido,  el tirón del freno cuando tiene que detener la marcha en una tortuosa cuesta, sentimos que viajamos al pasado un montón de años.Y así en este singular paseo dejamos atrás los miradores de SANTA LUZIA, atiborrado de guiris, con sus azulejos que reflejan el sol que ya empieza a calentar en el cielo y el de PORTAS DE SOL hasta que llegamos al final del recorrido en el LARGO DA GRAÇA. En unos minutos a pie estamos en uno de los puntos más alto de toda LISBOA, el mirador de GRAÇA.
  Desde allí la vista es alucinante, ante nuestros ojos se abre toda la ciudad, y abajo, muy cerca, el CASTELO DO SAO JORGE, en el horizonte se recorta el inmenso puente 25 de Abril, sobre la lamina azul del río TEJO.Tras disfrutar de la vista y de lo agradable del sitio unos minutos, entramos en la iglesia que le da nombre, me parece fría y falta del encanto del interior de los templos de Sevilla.Lentamente vamos descendiendo por las calles en busca de las murallas de la antigua fortaleza, pero al llegar a la puerta principal,  el precio de la entrada y la inmensa cola de gente nos hizo desistir de la idea de entrar a verla por lo que decidimos andurrear por las cercanas calles y después bajar para ver la Catedral.
 
 
    Esta si es la ciudad que me habían contado, si es la LISBOA que me había imaginado, calles con casas sencillas, con macetas en las ventanas, con paños de azulejos sobre los que ondea al viento la ropa tendida, viejos sentados en las puertas contemplando la vida, aquí si cobra sentido la palabra SAUDADE, incluso me pareció menos descuidado, más limpio que el BAIRRO ALTO, y hasta sus cuestas y escalinatas me parecieron más livianas, sería que siempre íbamos bajando.
 Muy pronto, en una esquina se recorto la bellísima y majestuosa silueta de la, con mucho parecido a NOTRE DAME.

      Construida sobre las ruinas de una antigua mezquita, la ALFAMA fue el barrio morisco de la ciudad, SANTA MARIA MAIOR o , Catedral de LISBOA, es la iglesia más antigua de la capital, empezó a construirse en el siglo XII.Todo lo que me encanto la portada de este impresionante monumento románico, me volvió a defraudar su interior, desangelado y frío, muy alejado del abigarramiento barroco a lo que los sevillanos estamos acostumbrados.Al salir ya era hora de tomarse la primera cervecita sentados al sol, por lo que decidimos tomar el 28 hasta la plaza de CAMOES, no hubo suerte, porque aunque la terraza  era muy agradable, extrañamente, no servía cervezas, por lo que empezamos a caminar y en otra plaza muy cercana donde esta la Iglesia de San Roque, si nos sentamos a tomarnos una jarra muy fría mientras charlábamos y tonteábamos con una figura en bronce representando al CAUTELEIRO (vendedor de lotería) que estaba junto al Kiosco.
foto : LUZ Y LAR

   Era las dos de la tarde, hora de comer,  por lo que nos adentramos, callejeando sin rumbo por las calles del BAIRRO ALTO para ver donde lo hacíamos, y allí otro de los grandes descubrimientos de este viaje, en la esquina de la calle TRAVESSA DA QUEIMADA, el restaurante la BOTA ALTA, una placa en la pared nos señala su fundación en 1.976, es el típico local asolerado y con decoración rustica, buena colección de obras de arte en sus paredes, al que seguro que vendrían solo los lisboetas, hasta que el boca a boca, lo daría a conocer al resto del mundo.

       Cuando entramos no había mucho publico, pero seguro que era más por la hora, pasada las dos y media, en Portugal se come bastante antes, sobre la una o una y media. Un camarero, muy serio, pero muy educado y amable, nos atendió sin problema en un perfecto español, y me recomendó lo que mi cuñado JUAN, el de MADRID, definiría como un manjar digno del mismo JEHOVÁ, una de las especialidades de la casa: el BACALHAU REAL.
     ¡ Que maravilla, que sabor, que textura y que conjunción entre el pescado con el mágico toque de la reducción de Oporto y una justa guarnición de cebolla y patatas cocidas ¡; para repetir si no fuera por la contundencia del plato, tanto que solo tome un poco de tarta casera, también para chuparse los dedos, con el siempre indispensable café. Los demás salieron igual de satisfechos que yo, eso sí, algo más caro que el CABAÇAS de la noche anterior pero también muy recomendable.Fuimos nosotros los últimos en abandonar el local, teníamos casi el tiempo justo de llegar al apartamento para refrescarnos un poco, y salir pitando para recargar las tarjetas de transporte, en caso de SALVADOR  comprarlas y cargarlas y coger el autobús, por lo que llame a mi mujer para que se fuera preparando, la hora del ROCK, el motivo principal del viaje, había llegado.En la mañana mientras estábamos de turismo, mi mujer se entretuvo en echarle fotos al patio del apartamento, por cierto muy chulo y desde donde se divisaban unas terracitas donde se tendría que estar muy bien al atardecer tomándose un cubatita.

    No había tiempo que perder, un cambio de camiseta y camino de la PRAÇA DO PRINCIPE REAL, a la papeleria a por las tarjetas de transporte y a coger el 758 hasta SETE RIOS.Este autobús se hizo bastante insufrible, porque estaba atestado de gente y en el comprobamos que el olor a sudor es Patrimonio Universal de la Humanidad,por como olía,  pero vamos, ya estábamos frente al zoológico
    Allí, esperamos un poco a que llegara el 755 que nos llevaría hasta el parque de BELA VISTA, también con bastante personal pero más conocedores del jabón, en poco más de un cuarto de hora,  estábamos a las puertas del ROCK IN RIO.


    Tras el oportuno registro y una pequeña cola bien organizada, tras la pertinente foto, mi prima con su marido y los niños se perdieron buscando el ambiente, mi parienta y yo, nos fuimos a buscar algo en lo que yo estaba encabezonado y sabia que existía y que además nos sería de mucha utilidad: la fabrica de sofás, y os preguntareis amigos soñadores, ¿y eso que es?, pues ahora mismo os resuelvo vuestra INQUIETUD.La FABRICA DE SOFÁS  es un Stand de una compañía de telefonía móvil que reparte, tras la correspondiente y sufrida cola, una hora, unos  sillones hinchables, para esperar confortablemente sentados lo mejor de la noche, los CONCIERTOS.
   Ya con nuestros correspondientes asientos y tras dar una pequeña vuelta de reconocimiento, aquí también hay cuestas para jartarse, nos sentamos en una de las lomas que rodean la parte baja donde se levantan el impresionante, me parece hasta mayor que el de SONISPHERE de GETAFE, PALCO MUNDO, el escenario principal donde se celebraran las actuaciones estelares.


   Ya allí bien repachingado empecé a analizar el evento al que habíamos acudidos, y que queréis que os diga, ROCK IN RIO me pareció lo que dice el refrán, mucho ruido para muy pocas nueces, o mejor aún, me pareció una inmensa GRAN NUEZ.¿ UNA GRAN NUEZ ? ¡ Esperad, esperad, no seáis impacientes !, ahora mismo desentraño vuestra segunda INQUIETUD de la entrada.Normalmente, las nueces suelen tener una aparatosa cascara para recubrir un  poco de delicioso fruto, ¿no?, pues ROCK IN RIO, es igual, un montón de relleno, de cosas menores, al menos para la persona madura que va por la música, que sí TIROLINA, que si el SALTO DE LAS ESTRELLAS, que si escenarios pequeños para creerse el rey del RAP, o del HIP-HOP, más los consabidos stand de las EMPRESAS PATROCINADORAS, que son las que mantienen en gran parte el invento,más los puestos de comida y bebida, de alcohol solo cerveza, más el STAND del MERCHANDISING, por cierto, feo y caro, ¡ah ! y solo del festival, de los grupos participantes, nada de nada,más la pista de la MÚSICA ELECTRÓNICA, para que los empastillaos aguanten el tirón hasta las tantas de la madrugada,y así lo que podría ventilarse perfectamente, y con alegría para cuerpos por ejemplo como el mio, en CINCO HORITAS, se prolonga hasta las  ¡ CUATRO DE LA MAÑANA !, menos mal que la organización no engaña a los grupos, perros viejos en este negocio, y actúan en las horas centrales del fregao.
    Con este desmadejar de pensamientos casi sin darme cuenta salieron a escena los brasileños CAPITAL INICIAL, grupo bastante potente, con buenas guitarras y unas letras reinvindicativas y  muy criticas con el gobierno de su país, aunque me sigue pareciendo que el portugués, o el brasileño, no vaya a enfadarse nadie, no es un idioma demasiado idóneo para el ROCK, a destacar el tema "QUE PAIS É ESSE", coreado por mucho publico por lo que ya sería conocido en PORTUGAL.A continuación, la gran decepción de la noche, QUEEN OF THE STONE AGE, había escuchado varios discos en estudio de la banda de JOSH HOMME, y me había parecido un grupo muy personal, con un sonido compacto, rotundo y con ciertos toques psicodelicos, pero en LISBOA, sonaron mal, el ruido a veces era atronador, parecían desganados por momento, el grupo desconectado bastante del rollo de su líder, y este provocando a la gente todo el tiempo con comentarios soeces y con la voz bastante cascada, hasta a SALVADOR, acostumbrado a sonidos digamos más "duros" que yo, cuando se lo comentamos, ellos vieron el concierto metidos en todo el cotarro, sobre todo por darle ese "regalo" a su hijo QUIQUE, le parecieron un peñazo, hasta el punto que lo rebautizamos como "LAS REINAS DE LOS HUEVOS DE PIEDRA", por lo que nos lo tocaron.

     Por fin, y tras una espectacular fanfarria acompañada de fuegos artificiales que anuncia la actuación estelar, los LINKIN PARK, era las diez y media de la noche, por experiencia y con un poco de suerte, a STEVE AOKI lo iba a escuchar su madre,  a la una o una y media estaríamos en el apartamento.
     Los californianos si que colmaron todas las expectativas, iniciando el concierto con unos arreglos especiales de sus antiguo tema "THE CATALYST"  y "REQUIEM" como introducción de su ultimo gran éxito del disco editado este mismo año, "THE HUNTING PARTY", el potente "GUILTY ALL THE SAME", tras los cuales fueron desgranando uno tras otros sus principales temas, a destacar, al menos para mi, las versiones mas "electrónicas" del "CASTLE OF GLASS"y "NUMB", su, imprescindible, himno "IN THE END", y el biss donde enlazaron hasta la apoteosis final con "BLEED IT OUT", sus éxitos," A LIGHT THAT NEVER COMES", "LOST IN THE ECHO","CRAWLING","NEW DIVIDE" y "WHAT I´VE DONE".


      Muy buenos músicos, extraordinaria la puesta en escena, tanto de luces, como de efectos, espectacular el movimiento de los cubos donde estaban MISTER HAHN, el artífice de estas maravillas de imagen y luces, con su artilugios y ROB BOURDON con su batería, resaltar la maestría y contundencia de este hombre con las baquetas, normalmente poco protagonista en los estudios, y por supuesto, las voces, de los lideres absolutos de la banda, MIKE SHINODACHESTER BENNINGTON. En definitiva un gran concierto de una banda superprofesional, que a la una menos cuarto echaba el telón.Los demás de nuestro grupo no daban señales de vida y no podíamos contactar con ellos por teléfono, pero como habíamos quedado, nosotros, salimos despacio del recinto y tras buscar un taxi, curiosamente el taxista aún viéndonos extranjeros nos llevo rápido y veloz y por el camino más corto y solo nos cobro nueve euros, para mi que soy tan escéptico con el gremio taxista universal fue una grata sorpresa, a la hora que más o menos había calculado, sobre la una y media estábamos abriendo la puerta del apartamento, mi PRIMA, con SALVA y los niños llegaron poco más tarde porque habían tenido una mala experiencia con el asma de SONSOLES que no se había llevado el VENTOLÍN y había tenido que ser atendido por los servicios de emergencia, afortunadamente todo quedo en un susto, ya estábamos todos en "casita" tras una intensa jornada de TRANVÍA y ROCK, ahora a descansar para apurar nuestra ultima jornada en la capital lusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS SOÑADORES COMENTAN: