sábado, 18 de marzo de 2017

PEQUEÑAS PERVERSAS DE GRANDES OJOS.


                        Ya estaba cansado de buscar y rebuscar, más de dos horas, en esa inmenso LABERINTO, que como la vida, es INTERNETen busca de ese ILUSTRADOR oriental del que vi algunas obras en distintas WEB semanas atrás, y que me pareció interesante,  pero del que no tome ningún dato, y ¡ maldita sea ! , no me acordaba de su nombre.
                 Me estaba desesperando dando vueltas y vueltas sin llegar a ningún lado, cuando, como la luz de un faro, me sentí dócilmente atrapado, susyugado por la luz de sus GRANDES OJOS, verdes como una preciosa esmeralda, azules como el más limpio de los lagos.Después vino ese aire entre PIN-UP y NAIF, ingenuamente infantil de sus rostros, de sus cuerpos, pero no la magia , el imán que te atraía por primera vez a la obra era la inmensidad de esos OJOS.¡ No hay mal que por bien no venga !, no encontré a mi ilustrador fantasma pero pude conocer a las PEQUEÑAS PERVERSAS DE GRANDES OJOS de XUE WANG.
SUNDAY ROAST 
              Lo primero que se me vino a la mente cuando contemple a las chicas de esta pintora china fueron los cuadros de MARGARET KEANE , la artista norteamericana que en los años 50 y 60, creo casi en el anonimato, casi secuestrada por su marido WALTER, que se apropiaba de la auditoría de la obra, un extraordinario charlatán de feria, un universo de niños y niñas de inmensos ojos cargados de pena, que aupo el estilo KITSCH  a la categoría de ARTE.Historia que supo plasmar magistralmente, con un aire menos absurdo y tenebroso de lo habitual, en el celuloide, con el titulo "BIG EYES", el genial TIM BURTON
FEEDING TIME

CHAMPAGNE CHARLIE
              Pero hay una gran diferencia entre las miradas de las muñequitas de KEANE y las de WANG; si las primeras están inundadas de TRISTEZA, de una dulce MELANCOLÍA, las de la segunda tiene un brillo extraño, un algo de INFANTIL MALDAD, de ese aire entre ENTERNECEDOR y "DIABÓLICO" que tienen los ojos de quien va a hacer, o a hecho, una autentica trastada.

YES MADAME

COCO DE MER
       Porque eso sí, si las protagonista de los lienzos de la americana parecen que nunca han roto un plato, las de la asiática, sin embargo, te dan la sensación que han roto la vajilla entera. 
       Sus niñas juegan, con un especial sentido del humor absurdo, con fantasmas, animales, obscuridad, vampiros,  con todo lo  que produce, normalmente, temores y miedos en la niñez, en una especie de estrafalaria y divertida CATARSIS.  
      Pero me han encantado, tienen ese magnetismo que  parece retrotraernos a la infancia, a esa época en que nos encaprichábamos de algo de manera casi ilógica, irreflexiva, pero tremendamente libre.Y sobre todos me quedo con dos:
"CHECK MATE", donde una niña-púber, con los rulos puesto y en ropa interior juega al ajedrez con un monito, delante del cuadro "EL CABALLERO SONRIENTE" , de la escuela flamenca, guiño sin duda a los "CLÁSICOS" y "SEVEN YEARS GOOD LUCK", donde una BLANCA NIEVES  SADO acaba de comerse los CORAZÓNES-MANZANAS de los siete enanitos.
      
CHECK MATE

SEVEN YEARS GOOD LUCK
VAMPIRES
UNDER MY SKIN 
        Para terminar, una fascinante explicación de la propia XUE WANG, de cual es el propósito de su obra: "Mi intención es perturbar, aunque sutilmente , como hace la abeja sobre la tarta que hacen las hadas" .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS SOÑADORES COMENTAN: