jueves, 2 de mayo de 2019

TORMENTOSA Y TRISTE, DOLOROSAMENTE IMBORRABLE SEMANA SANTA.


                                               
               Hasta hoy, dos semanas después, no he podido culminar estas    líneas.
               Hay acontecimientos que se quedan marcados para siempre en la mente de los SERES HUMANOS.Momentos que influirán para siempre en el discurrir del resto de su EXISTENCIA .
                    Todos sabéis, me conocéis desde hace ya muchos años, que una de las Festividades de mi tierra que me apasionan hasta el DELIRIO, es nuestra SEMANA SANTA, ni mejor ni peor que las de otros, pero vivida y sentida como la vivimos y sentimos los SEVILLANOS.
                    Pero es que además, nuestra SEMANA SANTA, marca.
                  Marca al que se entrega a ella con el CORAZÓN abierto, limpio y GENEROSO, marca al que la siente como un mágico medio de acercarse a DIOS y a su BENDITA MADRE, no como una forma de RELACIONES PUBLICAS o ESCALERA hacia el ÉXITO.
                  Marca al que gozoso sigue la senda de DEVOCIÓN, AMOR y ENTREGA que le enseñaron sus ABUELOS, o ese surco, tan grato a los OJOS del SEÑOR, de la AMISTAD SINCERA y COMPARTIDA , no el que las usa como un foco de POPULARIDAD o un ESCAPARATE para su VANIDAD .
                  Marca al que inesperadamente un día se encuentra con ÉL o con ELLA en cualquier calle o plaza, o en la silenciosa quietud de su CAPILLA , y ya nunca, nunca puede apartarlos de cada minuto de su VIDA , no al que los busca como un LIBRO DE CUENTAS o una CAJA REGISTRADORA.
                   La SEMANA SANTA me ha marcado, como a tantos y tantos sevillanos, desde que mi FAMILIA me llevaba de pequeño a la calle BECQUER a ver regresar a la MACARENA, cosas de SEVILLA, un TRIANERO, tan TRIANERO, crecido al amor cofrade a los ojos de la ESPERANZA de SAN GIL 
                   Me marco dándome uno de los momentos más GOZOSOS, más felices de mi vida, cuando un VIERNES DE DOLORES, 22 de MARZO, vino al Mundo mi único HIJO, que llego a casa en brazos de su Madre, un MARTES SANTO, cuando mi cofradía de los JAVIERES estaba a punto de comenzar su estación de PENITENCIA  por las calles de SEVILLA .
                   Y me ha marcado esta pasada SEMANA SANTA , esta TORMENTOSA y TRISTE , y para mi DOLOROSAMENTE IMBORRABLE para siempre,  SEMANA SANTA , cuando el SEÑOR DE SEVILLA , le tendió su mano, y se llevo a mi QUERIDA MADRE, a la GLORIA ETERNA, la mañana del MIÉRCOLES SANTO .
                   Porque aunque el desenlace lo sabíamos inevitable, no esperábamos la rapidez con que se produjo,y menos cuando,  después de empezar un luminoso DOMINGO DE RAMOS como siempre con el beso al GRAN PODER, con la belleza y señorío clásicos de los pasos de  AMARGURA, con la breve oración ante mi Cristo y mi Virgen de mi hermandad de los JAVIERES, estuve acompañandola hasta las primeras horas de la tarde, y aunque la vi algo cansada y asfixiada, no hasta el punto de que estuviera tan cerca el final.
                  Por eso volví al centro para ver algunas cofradías, quede con mi hermana MARI, y de casualidad nos encontramos con mis amigos EDUARDO y CATI, y su hija NOELIA y disfrutamos de la solera de barrio de la hermandad de la HINIESTA ; mi hermana hacia años que no veía a su hermandad, de regreso a SAN JULÍAN.
                 Sin embargo, cuando volvía en la mañana del Lunes Santo de ver en su Parroquia de SAN GONZALO , en un engalanado BARRIO LEÓN , al SEÑOR DEL SOBERANO PODER y a la VIRGEN DE LA SALUD , devociones especiales de mi MADRE , recibí la tremenda noticia de que iban a sedarla pues se acercaba el último trance.
                  Y desde ese momento todo se volvió una trágica espera, una dolorosa VIGILIA, la madrugada del MARTES SANTO, la madrugada del MIÉRCOLES SANTO , hasta que poco antes de las nueve de la mañana, mi MADRE, ROSA SALAZAR, dejo su cuerpo terreno para convertirse en un ÁNGEL más del REINO INFINITO de DIOS.
                  Y recuerdo el RESPONSO en el TANATORIO, la última despedida, rodeada casualmente,  junto con los suyos, por cuadros con las IMAGENES más queridas por nuestra FAMILIA , y allí estaban mi CRISTO de las ALMAS , mi MADRE TRINITARIA y la VIRGEN DE LAS LÁGRIMAS de su nieto LEO.



                 Y estaba la MACARENA, y la ESPERANZA DE TRIANA , y presidiéndola a todas Nuestro Padre JESÚS DEL GRAN PODER .
                 Ese mismo JUEVES SANTO , por expreso deseo de nuestro PADRE, enterramos sus cenizas en el CEMENTERIO de CARMONA , y poco después, cuando el "POLVO se torno a la TIERRA que es lo que era, y el ESPÍRITU se volvió a DIOS" , el CIELO se abrió como hacia años que no recordaba, como si millones de ÁNGELES quisieran llorar junto a nosotros. Y junto a sus lágrimas, un frío GRANIZO cayó, como si aún pudiera helarse más la PENA,   el DOLOR , en la certeza de su definitiva AUSENCIA.
                 Y paso la MADRUGADA, y el VIERNES SANTO, volvieron a abrirse los CIELOS .
                 Y el SÁBADO SANTO,  que aunque para muchos sea el final, para mi es el día más grande de toda la SEMANA SANTA , acudí con mi mujer a mi HERMANDAD de la TRINIDAD , para ver a mis titulares en sus pasos procesionales.Y en el SANTUARIO , bellísima como siempre, vestida con la antigua SAYA ROJA con la que la conocí hace ya treinta años, mi dulcísima MADRE DE LA ESPERANZA                


               Los dos días anteriores lo había pensado mucho y había decidido ponerme la túnica nazarena, porque es lo que me dictaba el CORAZÓN , porque dedicaría a su memoria, a rezar por ELLA, mi ESTACIÓN DE PENITENCIA, este año que iría más cerca que nunca de la ESPERANZA .
              Pero la mañana estaba GRIS y TRISTE, pero como si ELLA se hubiera asomado al BALCÓN DEL CIELO, y me hubiera sonreído, las nube empezaron a abrirse, el aire amainó, y los ánimos de mis hermanos TRINITARIOS  me contagiaron una inmensa confianza.
              Y después,  en las primeras horas de la tarde, cuando formaba la cofradía, otra bendita coincidencia más.Mi cirio BLANCO, de los últimos del penúltimo tramo, se torno, por las ausencia de varios hermanos, en CIRIO VERDE, los MANOS ARRUGAS, los hijos más antiguos de la ESPERANZA TRINITARIA.
              Y como si fuera un TESORO, acariciando la cera color ACEITUNA , comencé a avanzar por el COMPÁS de la TRINIDAD, camino de SEVILLA, camino de la CATEDRAL. Y paso a paso, entre PLEGARIAS mirando al cielo  donde la sentía a ELLA, entre RECUERDOS de felices MOMENTOS vividos en su compañía, con mi PADRE,  con mis HERMANOS, con mi FAMILIA, durante tantos años, embriagado por la MÚSICA que suave,  de cuando en cuando, me llegaba, con los sones con que LA OLIVA DE SALTERAS arrullaba a mi REINA DE LA TRINIDAD , esplendorosa en su palio, llegamos a LA CAMPANA, uno de los grandes momentos de mi VIRGEN DE LA ESPERANZA. 
              Entonces, más que ver, ya había entrado con mi cirio verde tras el estandarte en ese tortuoso desfiladero que es la calle SIERPES, imagine una escena que después he disfrutado una infinidad de veces en el YOU TUBE , y que, encierra un MENSAJE, una bendita enseñanza,DIOS CREADOR hablando por medio de las COSAS DE SEVILLA, que hasta este día no he sabido valorar;
porque tras la inmensa PETALADA, fragante LLUVIA DE AMOR de sus hijos para la SANTÍSIMA VIRGEN, tras esa MIRÍADA de gotas ROJAS, ROSAS, BLANCAS que son símbolo de la DEVOCIÓN de sus CORAZONES , se vislumbraba el ÁRBOL DEL SACRIFICIO , la CRUZ , y en ella, bordado en un SUDARIO NEGRO , la ROTUNDA VERDAD , que como una bandera ondea al aire,  bordada en letras doradas, sobre el CADÁVER, sobre el esqueleto del HOMBRE : "MORS MORTEM SUPERAVIT", "LA MUERTE HA VENCIDO A LA MUERTE".
            Pero delante junto a ELLA, mecida en su palio, a los sones alegres de CAMPANILLEROS , entre las flores, entre la plata, ibas , iba tu ALMA, al igual que en otras ocasiones fueron las ALMAS de otros que subieron a la ETERNA GLORIA DEL PADRE . 

                  
        
          Porque mi DULCE REINA TRINITARIA , siempre, siempre será la ÚLTIMA ESPERANZA, la ESPERANZA, HUMILDE,SENCILLA,  desconocida por tantos, que nos trae el ANUNCIO gozoso de la segura RESURRECCIÓN.
          Porque como dijo su pregonero, JOSÉ MARÍA RUBIO :
                    " Ahora todo es ESPERANZA
                       y CIELO transfigurado
                       y lo dicen los suspiros,
                       las lágrimas , los abrazos
                       de penitentes rendidos 
                       y costaleros llorando.
                       GLORIA a DIOS en la hermosura
                       y en el tedeum de los labios
                       de la ESPERANZA, con ELLA 
                       en TI, SEÑOR confiamos.
                       GLORIA al PADRE, GLORIA al HIJO
                       GLORIA al ESPÍRITU SANTO."
      
            Nunca te olvidare MAMA , porque "LO QUE SE RECUERDA SIEMPRE   VIVE, NUNCA MUERE".


         NOTA DEL TRITRI : A la memoria de ROSA SALAZAR LAPPI.Nunca fue una mujer notable, ni instruida ni culta; sus apellidos no me brindaron nunca prestigio, ni fama, ni relaciones de dinero o privilegios, pero para mi era tan, tan importante, y la echo tanto, tanto de menos, porque para mi era lo más grande, lo más importante, era, ES, ni más ni menos mi MADRE.
        Suena "MI ESPERANZA", la marcha más melancólica, más nostálgica, pero extraordinariamente hermosa dedicada a mi VIRGEN DE LA ESPERANZA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS SOÑADORES COMENTAN: